El pueblo

La movida tiene lugar en Javierrelatre, un bucólico y apacible pueblo del prepirineo aragonés con apenas 70 habitantes y unas pocas bestias mansas. Y esa es la gracia: un pueblo repleto de buena gente de buen rollo perdido en medio de la montaña.

¿Cómo nació?

Hace años, el director estaba pescando en el río que pasa por Javierre, giró la cabeza y miró hacia las casas. La silueta que dibuja el pueblo en la puesta de sol, coronado por el cementerio y la iglesia, le hizo pensar: “…y si hacemos aquí un festival de cine de terror” Así nació Obuxo.

Dormir

No sé si te lo habíamos comentado, pero la zona de acampada es el antiguo cementerio del pueblo. Los muertos son la mar de majos y no hacen ruido por la noche. ¿Qué más quieres?

campingY no te preocupes por la higiene, hay duchas y baños.
Debido a la nueva normativa DGA solo caben 19 tiendas. Si quieres reservar sitio has de llamar al 689 48 19 20.

Y si no te gusta eso de dormir con los muertos, hay casas rurales por la zona disponibles.

Llegar

Javierrelatre es un estado mental. Javierrelatre está en tu mundo. En el mundo. Javierrelatre está en Aragón, más concretamente en Huesca, al ladito de Sabiñánigo. Y a un tiro de piedra de Caldearenas. Javierrelatre eres tú.

¿Cómo llegar si no tengo coche? ¡En tren!

www.renfe.com

Puedes ir en coche. Pero si no tienes, tendrás que coger el mítico “Canfranero”. Un tren que te recoge en Zaragoza y te deja en Caldearenas. Desde allí, hay 4 km a pie, si los zombies te lo permiten…

canfranero

¡Sé guay y atraviesa el monte aragonés montado en un tren más antiguo que la democracia española!

Comer

El pueblo tiene bar y panadería-supermercado. Pizzas, bocadillos y todo tipo de bebidas.

Aún así, es un fin de semana en la montaña, así que nadie te dirá nada por llevarte una nevera con reservas.

Sólo hay que tener cuidado de no ser comido. Allí todo el mundo tiene hambre, incluídos los monstruos.